SANTIAGO DE CALI, te da y te quita, te quita y te da

 


Cali “te da y te quita, te quita y te da”; pero Cali vos sos una ciudad generosa, la mayoría de las veces nos das antes de quitarnos, antes de caer la estatua de Sebastián, El que te fundó un día como hoy, ya estaban en pie la Jovita Feijoo y el Piper Pimienta de Diego Pombo, y para ser sinceros, estás mucho mejor así, a nosotros nos representa el baile, la música, el festejo, no el deseo acumulativo de un conquistador. 

Y así has sido desde el inicio de los tiempos, con unas de cal y otras de arena; te fundó un tipo criminal con mucha sangre indígena en sus manos, pero lo hizo en el lugar más cercano al cielo, en la sucursal para ser más exactos, con la brisa de los Farallones que aún no habían sido bautizados,  que regaban tu suelo de dulce humedad, refrescando una planicie que muchos años después sería una gran pista de baile.  De cal y de arena también como te conoció el mundo, primero con la explosión del 7 de Agosto de 1956, el hecho más triste que te ha ensombrecido, hasta te dio portada en la revista LIFE, cuando las revistas eran impresas, y segundo con los Juegos Panamericanos de 1971, cuando empezaste a tener fama de capital deportiva, y cuando por primera vez Los VanVan pisaban América en forma de vinilo, si, los elepés que traían los deportistas cubanos como regalo para las demás delegaciones. 

El siete de Agosto nos trajo la feria, nos quitás y nos das amada Cali, tristeza y alegría, funeral y fiesta. 

Siempre estás en continuo cambio Cali de cerros tutelares, a cada generación le quitás y le das lo suyo, cada generación se cura con una rumba diferente, cumbias y porros primero, luego la salsa dura, le siguió la salsa romántica, la salsa choke, y hora no sé, solo sé que en las pistas de baila que se multiplican en tu suelo se sigue y seguirá bailando a Willié Colón y Héctor Lavoe, a Canales, a la Ponceña y al Gran Combo, y a Piper.

Ya no existe el Séptimo Cielo, pero llegó el Zaperoco y ahora La Topa Tolondra; se fue la Taberna Latina, y apareció Osos Taberna, se fueron los Osos y  ahora está la Casa Latina; Saturday y El Diferente desaparecieron igual que los Cinemas, pero llegó la rumba de Caña Brava, se fue Caña Brava, y apareció Salsa Inferno en esta sucursal del Cielo, y ahora azotamos baldosa y brillamos hebilla en Malamaña y la Caldera del Diablo; cada generación dirá que no hubo rumba mejor que la que les tocó, y todos tienen la razón, Cali no nos desampara, al menos para la salsa siempre nos tendrá un refugio. 

También Cali amada, vos nos va borrando los recuerdos, quizás para que seamos más felices, donde estudié ahora es la Plazoleta Jairo Varela, Juanchito, donde bailé, ahora queda en Menga, La Avenida Sexta de los primeros amores ahora está en Granada, donde estaba Osos Taberna ahora hay un Hotel, Saturday donde se bailaba saltando ahora hay un parqueadero, el mítico Dary de la Av. Sexta ahora es una escuela de aviación, volaron todos esos recuerdos, donde se caminó, se bailó y se curó la vida. Cada quien podrá contar lo mismo con diferentes lugares y diferentes rumbas, diferentes canciones y diferentes amores, porque vos mi Cali de mil amores a todos nos quitás y a todos nos das.

La estatua de Sebastián que parecía eterna ya no existe, también nos has enseñado Santiago de Cali que solo sobrevive lo divino, el chontaduro, el champús, la empanada, la salsa y el cholado, ah, y Cristo Rey y Las Tres Cruces para que siempre demos buenos pasos y nunca perdamos el ritmo.

Feliz cumpleaños mi Cali.

 2021-Jul-25


EN LA CIUDAD DE LA FERIA

 

Somos la Capital mundial de la Salsa y la Ciudad de la Feria, y estás dos coronas son las que dan sustento a muchos caleños dedicados a la cultura musical y bailable, pero las coronas también llevan a los delirios de grandeza.

Antes de decir que no estoy de acuerdo con la Feria de Cali virtual es importante comentar que soy un entusiasta del uso  de las redes sociales y de la virtualidad que ha llegado con la internet, tengo un blog salsero ( www.salsachevere.com) que ya cumple 10 años de actividad, e hice parte de SALSARED, que junto con RUMBA y GUATEQUE  fuimos los primeros en transmitir en  vivo y en directo por emisoras virtuales el encuentro de melómanos y coleccionistas. 

La virtualidad ha inundado todos los rincones de nuestras vidas, empezando por lo laboral, después se instaló en nuestros ratos de ocio, y luego llegó a nuestra intimidad con las redes sociales, desde la inocente Facebook hasta la candente Tinder. Afortunadamente hay algo que aún es irremplazable, y que describirlo suena a pleonasmo ya que en las mismas palabras Feria, Carnaval y Encuentro está implícito, y eso lo tienen muy claro en el  oktoberfest en Alemanía, en Rio de Janerio, y hasta en la ciudad de Barranquilla, donde su Carnaval es patrimonio cultural de la humanidad, y se ha aplazado indefinidamente su celebración en el 2020; para todo lo demás está Youtube y spotify. 

El temor que desde la Alcaldía se ha transmitido como un virus respecto a la pérdida del presupuesto de la Feria de Cali si esta no se hace, me imagino para ganarse el apoyo de todo el gremio de músicos y bailarines, me parece dañino porque cierra las puertas a propuestas alternas que se pueden financiar con esos dineros y que darían mejor sustento al artista que ha sido uno de los mas golpeados con esta pandemia que ha cambiado nuestra forma de vivir, y más en Cali, que disfrutamos tanto de parcharnos en el andén de cada calle, para disfrutar del aire que nos llega desde Cristo Rey. 

Así como los músicos demandan la solidaridad del pueblo caleño, los caleños también instan a la cordura del gremio de músicos y bailarines, las encuestas son un mensaje contundente del sentir de la gente, en esta por ejemplo que realicé el pasado 30 de octubre se refleja lo que se quiere respecto a la Feria de Cali virtual, casi el 90% de las personas no quieren que se invierta un presupuesto en un proyecto de este tipo, y así son todas las que se han visto por estos días. Y ya hay ejemplos de lo que no se debe hacer, el Petronio virtual no obtuvo la audiencia que se merecía por el dinero en el invertido, y esa plata ya se perdió, hubiera sido mejor haber realizado otro tipo de programas que generaran una cimentación a mediano plazo de la cultura afro del pacífico colombiano. La Alcaldía y CorfeCali le han dado un ultimátum inaceptable a los músicos y bailarines: “Feria Virtual o nada”, y eso además de ser una actitud grosera para con el gremio, impide que se proponga propuestas mas valiosas tanto para la ciudad como para los músicos.

La Alcaldía podría, por ejemplo, decretar impartir talleres de baile caleño, tanto en el calendario curricular de los colegios como en las vacaciones recreativas, al igual que clases de música y apreciación musical, para que el virus del reguetón se puede contener también de alguna forma. Otra idea es crear chivas salseras, como la que hizo hace mas de 10 años la Salsoteca Muralla de Bronce, llevando a los turistas por los sitios de rumba en Cali, donde reconocidos protagonistas de la salsa sean los que orienten a los visitantes, o por ejemplo, que los Centros Comerciales tengan los fines de semana una orquesta caleña presentándose, y donde la Alcaldía financie el 50% del costo de cada presentación. Todo esto puede plasmarse en una programación anual que le de continuidad laboral a los artistas, a la vez que fortalece nuestros cimientos de Capital Salsera.

Ideas resultarán mil, mucho mas generosas y sustanciosas que querer reemplazar el abrazo al que regresa, la mano que saluda al que acaba de llegar, la sensación en la piel y no en los oídos cuando vibra la música en la tarima.

2020.11.02

LA CASA EN EL CAMPO DEL BOBBY VALENTÍN

 

Bobby Valentín confiando en su talento natural de darle música a las palabras volviéndolas eternas resuelve en 1974 seguir un camino profesional por fuera de la sombrilla de LA FANIA, una decisión difícil en un momento en que toda orquesta salsera aspiraba a ser firmada por este sello disquero; un poco mas de un lustro después, empezando los 80s, el Bobby Valentín ya tenía siete elepés con su banda producidos bajo su propio sello BRONCO RECORDS, trabajos memorables con temas que treinta años después se siguen sonando en las rumbas de calle y de salón. Como gran líder de banda, otro de sus talentos, El Bobby había acertado en el reclutamiento de sus cantantes, le calaban perfecto al sonido que le había dado a su orquesta, y les escogía y arreglaba un repertorio a cada uno que les permitía el lucimiento de sus voces y soneos. 

LOS LEBRON Y EARTH, WIND & FIRE

La influencia de la música negra norteamericana en la monumental producción musical de Los Hermanos Lebrón ha sido igual de importante como la influencia de la música latina de donde son referentes y protagonistas; esta huella en el pentagrama de su música se nota en los arreglos de muchas de sus canciones llenas de aromas de soul, funk y jazz, y principalmente en los coros, que nos recuerdan los cantos del góspel,  o los esculpidos juegos vocales de muchos de los artistas que integraban el sello MOTOWN, ah, y de la música disco que tuvo en los setentas su máxima explosión creativa, época en que los Hermanos Lebrón arrollaban en el ámbito latino con todas estas fusiones con la clave del guaguancó.

JOE BATAAN - I WISH YOU LOVE

 

En esta cuarentena hicimos descubrimientos musicales maravillosos. Uno de ellos fue esta atómica versión de I WISH YOU realizada por JOE BATAAN. 

JUAN FORMELL Y LOS VAN VAN - AZÚCAR - 1992


Juan Formell había triunfado nuevamente. Su genialidad y olfato musical que transformaron el formato de la charanga para crear LOS VAN VAN, lo habían llevado a principios de 1980 a incluir una cuerda de trombones en su banda para mejorar los registros medios y competir con los metales sonoros de bandas como Irakere y SON 14; así empezaba la segunda etapa musical de los VanVan que terminaría en 1992 con la grabación del álbum AZÚCAR, álbum que dedicaron a la discoteca AZÚCAR ubicada en Cancún – México y  a Jusette el hijo de Cesar Pedroso el pianista de la banda, quien había falleció en un accidente. Los trombones, primero dos y luego tres, le dieron a la banda una sonoridad exitosa, y le abrieron las puertas de los salseros, que ya empezaban a escuchar con atención esta propuesta sonora y no solo a través de las versiones que hacían de su música los grandes de la salsa, lo que garantizaba un éxito seguro, ya que VanVan le cantaba en gran parte a la vida en el barrio cubano, que era igual a cualquier barrio de Latinoamérica.